Madre publica foto de la enfermera de su hija con el mensaje “sé lo que has hecho”

La enfermera intenta disimular, pero la madre la ha vigilado todo el día.

Shelby y Jonathan Skiles pensaron que su hijita Sophie de dos años de edad, había desarrollado algún tipo de alergia porque tenía una leve dificultad para respirar, como si tuviera un poco cerrado el pecho, tal cual como queda luego de un resfriado.

Cuando estaban por llevarla al médico para practicarle unas pruebas y determinar el origen de la supuesta alergia, el estado de salud de la nena empeoró súbitamente cuando esa noche simplemente dejó de respirar.

Los afanados padres la llevaron de inmediato al hospital más cercano, donde en un principio les dijeron que podía tratarse de asma ya que los síntomas encajaban bastante bien con los presentados por Sophie. Los médicos atendieron la emergencia y la bebé pronto recuperó su estabilidad.

Sin embargo, le hicieron unos exámenes de rutina para descartar que fuera algo más complicado y lamentablemente las noticias no fueron buenas.

Sophie no tenía ni alergia ni asma, tenía una masa del tamaño de una pelota de softból en el pecho, las células que la componían eran malignas.

El comienzo del camino más difícil de recorrer.

A partir de ese momento la vida de esta familia jamás volvió a ser igual.

La pequeña Sophie tuvo que internarse en el hospital y comenzar a recibir fuertes tratamientos para combatir la expansión de las células malignas en su cuerpo, pero estos también perjudicaban a las células buenas haciendo que la nenita perdiera algunas de sus capacidades y requiriera constante compañía y asistencia.

Para Shelby, cuidar a su hijita se convirtió en su ocupación de tiempo completo, no se sentía capaz de dejarla ni por un sólo segundo sola, no quería desprenderse de ella y sus días se volvieron más y más agotadores y cansados.

Jonathan también estaba ahí para apoyar y cuidar a Sophie en todo lo que le era posible, pero la carga emocional pesaba a cada paso y sus fuerzas también se veían reducidas.

Los días pasaban uno de tras de otro y Shelby no dejaba de observar a la enfermera que cuidaba de su bebé, durante uno de los dos turnos del día.

En cierto momento, mientras la enfermera no miraba, le tomó una foto que luego subió a la página de Facebook que abrió para compartir con familiares y amigos los progresos de su bebé, acompañada de la siguiente frase: “Te veo”.

Facebook/SophieTheBrave

Fue en esta publicación que expresó, con las palabras más significativas e inspiradoras, cuanto le agradecía a aquella joven mujer su esmero por hacer sentir un poco mejor, con pequeños detalles a su adorada hijita.

Tú salvas a nuestros bebés y no podríamos hacerlo sin ti.

A continuación puedes leer la inspiradora publicación que Shleby escribió para agradecerle a una enfermera su dedicación y compromiso a la hora de asistir a su bebé. No quería que la enfermera pensara que sus esfuerzos pasaban desapercibidos para ella, que a veces en medio de lo difícil de la situación parecía distraída y hasta indiferente.

Te veo. Me siento en este sofá todo el día, y te veo. Intentas tanto pasar desapercibida para mi y mi hija.

Veo que se te cae un poco la cara cuando ella te ve y llora. Intentas de tantas formas aliviar sus miedos y conquistarla. Veo que dudas en pincharla y quitarle las curitas. Dices “Tranquila” y “Lo siento” más veces en un día de lo que la mayoría de la gente dice “gracias”.

Veo todas esas pulseras de goma en tus brazos y envueltas alrededor de tu estetoscopio, cada una de ellas para un niño de los que cuidas y amas.

Veo que le acaricias la pequeña cabeza calva y le das tanto cariño. Te veo sosteniendo a la madre que llora cuando recibe malas noticias. Te veo tratando de anotar en la computadora mientras sostienes al bebé cuya madre no puede o no va a estar en el hospital con ella.

Tu dejas lo que está sucediendo en tu vida durante 12 horas seguidas para atender a niños muy enfermos que a veces están falleciendo. Entras en cada habitación con una sonrisa, sin importar lo que suceda allí. Tú ves el nombre de Sophie en el horario y nos visitas incluso cuando ella no es tu paciente.

Tú llamas al médico, al banco de sangre y a la farmacia tantas veces como sea necesario para que mi hija obtenga lo que necesita lo más pronto posible. Me miras a mí tan a menudo como la miras a ella. Te sientas y me escuchas hablar por 10 minutos, aunque tu teléfono está zumbando y tu lista de tareas es de una milla de largo.”

Te veo. Todos te vemos. Ninguna cantidad de regalos o tarjetas pueden expresar completamente lo apreciada que eres. Tú eres Jesús para nosotros todos los días. Nuestros hijos no obtendrían lo que necesitan sin ti. Mamás como yo no se sentirían sanas ni escuchadas sin ti. Tú salvas a nuestros bebés y no podríamos hacerlo sin ti.

La publicación conmueve corazones alrededor del mundo.

Las hermosas palabras de Shelby conmovieron a miles de personas, no sólo a cientos de enfermeras que le escribieron agradeciéndole sus palabras pues aunque saben que su trabajo es vital, muchas veces sienten que pasan desapercibidas, sino también de otros padres que pasaron por situaciones similares a la de la familia Skiles y se unieron en su dedicatoria de celebración y agradecimiento.

Esta mamá encontró fuerzas para decir gracias en medio de la tempestad, pero la vida a veces no da respiro y luego de que Sophie pasara por una época de recuperación, la bebé recayó y las cosas se pusieron realmente mal.

La hora de decir adiós llegó.

Facebook/SophieTheBrave

El cuerpo de la pequeña Sophie no resistió más los tratamientos y luego de una incansable lucha, padres y médicos decidieron que su tiempo había terminado y que lo mejor era dejarla descansar para que su tierna almita volara al cielo y desde allí velara como un angelito por el resto de la familia.

Durante los siguientes trece días Shelby y Jonathan se dedicaron a disfrutar cada segundo al lado de su pequeña hijita, no ahorraron un sólo te amo, ni una sola caricia. Una y otra vez le expresaron lo felices que fueron al conocerla, lo mucho que la extrañarían y le encargaron que los esperara hasta que un día se volvieran a reunir.

La pequeña Sophie falleció el 4 de enero de 2018.

Mi objetivo a través de todo este proceso ha sido ser transparente y honesta y aclarar lo que realmente sucede durante una batalla contra la enfermedad. No he endulzado los días malos, pero también he podido mostrar la gran obra que el Señor ha hecho a lo largo de todo esto. Espero seguir haciendo eso mientras continuamos sin ella. – Finalizó Shelby.

Actualización.

Por medio de la página dedicada a Sophie, Shelby y Jonathan a un año de haberse despedido de su hijita hicieron un maravilloso anuncio, están esperando un bebé, ahora su pequeña que los ve desde el cielo, tiene un hermanito menor!

Fuente: Sophie The Brave, Kicks105.