Proyecto de ley pone como requisito plantar un árbol para graduarse de la universidad

Una gran idea de Filipinas que deberíamos emular en toda América Latina.

El proyecto de Ley 8728 llamado “Graduation Legacy for the Environment Act” presentado por el representante Magdalo Gary Alejano, junto con el líder de la minoría adjunta Joseph Stephen Paduano fue aprobado luego de tres rondas de debate en la Cámara de Representantes de Filipinas y pretende imponer una especie de impuesto a la naturaleza que las personas que culminen una etapa educativa deberán asumir si pretenden graduarse. La iniciativa busca concientizar a los estudiantes sobre la importancia de la reforestación y el trato amigable hacia el medio ambiente.

Pixabay

La iniciativa ambientalista ya está en su última etapa en el órgano legislativo.

Aún falta que el proyecto sea aprobado en el Senado pero se espera que no encuentre ningún obstáculo en esta última etapa y pronto se convierta en Ley nacional.

La idea es que las personas al culminar sus estudios universitarios hayan plantado al menos diez árboles, proceso que según la nueva Ley deberán empezar desde que obtienen su titulo de educación básica, luego el de secundaría y finalmente el de la universidad.

Por supuesto, la Ley no es retroactiva por lo que aquellos que ya estén por terminar sus estudios deberán plantar tan sólo los que correspondan a la etapa escolar en la que se encuentren.

Pixabay

¿Cualquier árbol servirá para cumplir con el requisito?

En el texto legislativo también se estipula qué tipos de árboles podrán ser plantados y dónde.

Es muy importante que la positiva iniciativa, además de concientizar a las nuevas generaciones sobre la importancia de cuidar el planeta y devolverle un poco de todo lo que nos da, tenga un impacto ambiental importante en el país, por lo que los estudiantes tendrán una lista de árboles determinada para plantar con el objetivo de que no le hagan daño al entorno con una especie importada que ponga a otras en riesgo o altere el equilibrio del ecosistema.

Así mismo no valdrán los árboles que no se hayan plantado en lugares específicos como: “terrenos forestales, manglares y áreas protegidas, dominios ancestrales, reservas civiles y militares, áreas urbanas bajo el plan de ecologización de las unidades del gobierno local, sitios de minas inactivos y abandonados, y otras tierras adecuadas”, – según lo informó CBN News.

Esta es una iniciativa multipropósito tan positiva que debería ser imitada en todos los países del mundo, para que nuestros jóvenes, las promesas del futuro, construyan un entorno muy diferente al que nosotros les entregamos.

Pixabay

Fuente: CBNNews.