Si tienes hermanos menores lo más probable es que sufras de estrés y sobrepeso

La dura labor del hermano mayor.

Varios estudios realizados en hombres adultos han establecido que los primogénitos tienen la tendencia a ser más grandes que el resto de sus hermanos, sin embargo, investigadores europeos quisieron analizar la teoría, pero sólo teniendo en cuenta a la población femenina y en lugar de vincularlas con la estatura, en esta ocasión enfocaron sus estudios a establecer la relación de las primogénitas con la tendencia al sobrepeso y la obesidad, respecto a sus hermanas menores.

Para ello, tomaron a 26.812 mujeres suecas como sujetos de estudio.

Pixabay

Los resultados, al igual que en las pruebas anteriores realizadas en hombres, arrojaron entre los 13.000 pares de hermanas estudiadas, una tendencia positiva del 29% de las hermanas mayores a tener sobrepeso y 40% más de obesidad respecto a sus hermanas menores, quienes no sólo suelen ser de menor estatura sino que además tienen un menor indice de masa corporal.

Pixabay

Pero, ¿cuál es la razón para que las hermanas mayores sufran más de sobrepeso que las menores?

Según el estudio realizado, esto puede tener que ver con la cantidad de sangre bombeada al vientre materno cuando la madre está embarazada por primera vez, el cual es menor que en sus embarazos posteriores.

Desde un punto de vista sociológico, la tendencia puede estar relacionada además al cuidado más detallado por parte de los padres con los primeros hijos, pues los progenitores en ese momento son más jóvenes, están menos cansados y su inexperiencia en la crianza los puede llevar a sobrealimentar al niño o niña en búsqueda de un mejor cuidado.

En cuanto al estrés, las responsabilidades asumidas en algunas ocasiones por las hermanas mayores que en ausencia de la madre sustituyen instintivamente y de manera temporal su presencia, puede ser la justificación a la formación de un modelo comportamental basado en el cuidado de los hermanos menores y la ansiedad y preocupación que ello genera.

Pixabay

No obstante los datos aportados por el estudio, lo cierto es que en temas de sobrepeso y obesidad uno mismo es quien tienen la última palabra, por lo que si bien el hecho de ser hermano mayor puede ser una justificación para sufrir estas condiciones, una dieta balanceada, actividad física diaria y mucha voluntad pueden reversar cualquier tenencia preexistente.

Fuente: Actitudfem.