Un hombre le pagó a su novia para que terminaran porque deseaba estar con otra mujer

¿Le pagarías a tu pareja para no sentir culpa? Al parecer la respuesta es más sorprendente de lo que todos creeríamos y abre una vez más el debate sobre ética y pragmatismo en cuanto a la manera de ver una relación de novios, o incluso un matrimonio, los cuales se pueden definir, de la manera más fría posible, como una simple sociedad entre dos individuos.

Si continuáramos por esa senda, la idea de pagarle a la pareja en el momento de terminar una relación bajo el concepto de indemnización por el dinero invertido durante el tiempo que estuvieron juntos, no sonaría tan raro como parece en primer momento.

Sin embargo, es obvio que en una ruptura sentimental, el dinero es algo totalmente secundario frente al dolor de ver salir de tu vida a alguien que amas.

Por otro lado, la practica que tiene cada vez más defensores, se lleva a cabo, no tanto por consideración con la otra persona, sino como forma de agilizar el proceso de ruptura, generalmente porque se tiene interés en migrar hacia una nueva relación, lo cual la convierte no en una compensación como se plantea originalmente, sino en un chantaje para aliviar culpas u obtener inmediatez para acabar el actual compromiso.

Si bien es cierto que una pareja invierte dinero dentro de una relación, también lo es el hecho de que no todo se puede contabilizar como un intercambio, pues más allá de un “gasto” el dinero utilizado por una pareja es un medio para compartir experiencias, vivir momentos juntos y fortalecer los lazos que unen. Por ello, desde todo punto de vista pagar para terminar una relación no es más que una manera de despreciar a la pareja y a la relación en si misma pues esta fue mucho más que solo un gasto de dinero.

Las relaciones deben terminar cuando es necesario y la persona a la que le están rompiendo debe simplemente aceptar el hecho de que su pareja ya no desea estar más a su lado, no es sano de ninguna manera entorpecer este proceso y mucho menos pagar para agilizarlo.