Aunque podía tener hijos se hizo una fecundación in vitro para salvar a unos embriones

Los padres del vídeo adoptaron un par de embriones, si, así como lo oyes, embriones!

Resulta que muchas parejas que no pueden tener hijos acuden a la inseminación artificial, conocida también como fertilización in vitro, lo que quiere decir que se toma un embrión y se implanta directamente en el útero de la mamita.

Estos nuevos padres, no son en realidad sus padres genéticos, pero la mamá igual los va a gestar en su barriguita como cualquier embarazo normal y vivirán toda la experiencia del parto y demás etapas como si hubiesen concebido de la forma tradicional.

En este vídeo, precisamente una bonita pareja nos cuenta un poco de lo que fue el proceso de la fertilización in vitro, las motivaciones que tuvieron para llevarla a cabo y el sorprendente final con que se concluyó todo el proceso.

Existe una gran cantidad de embriones que no han sido implantados en el vientre de nadie y eventualmente se quedarán allí congelados sin poder experimentar la dicha de la vida. Cuando Luke se enteró de esta realidad habló con su esposa, y a pesar de que ellos no tenían dificultad alguna para engendrar y que de hecho ya tenían dos adorables hijos, decidieron darle la oportunidad de vivir a alguno de esos embriones que permanecían en estado de congelación. (Lee también: se hizo una fecundación in vitro pero los doctores cometieron un terrible error).

Pero una vez más la vida nos demuestra que nada de lo que sucede está en realidad en nuestras manos y una vez ella se practicó la fertilización in vitro, el médico les comunicó algo completamente inesperado.

Joni y Luke investigaron y finalmente contactaron una agencia en Alaska, desde allí les enviaron a sus futuros bebés. Incluso Luke, hizo un estricto seguimiento del envío para asegurarse de que llegarían con ellos completamente bien.

Así fue. A Joni le implantaron dos embriones, porque suele suceder que alguno no sobreviva. El proceso fue exitoso y Joni estaba, por tercera vez, nuevamente embarazada.

A unas semanas de realizado el procedimiento, los médicos les tenían una gran noticia: ambos embriones sobrevivieron, lo cual significaba que estaban esperando gemelos!!! El embarazó transcurrió normal, pese a que existían ciertos riesgos, pero cuando fueron a realizarse un ultrasonido de rutina estaban a punto de enterarse de una noticia increíble.

Mira en el vídeo a continuación de qué se trata esta nueva noticia que la familia está a punto de recibir y compártelo si crees que a la vida, sea en el estado en que esté, siempre hay que darle una oportunidad de surgir.

La doctora que les practicó el primer ultrasonido, complacida les informó que los dos embriones que habían sido insertados en el útero de Joni habían sobrevivido, ambos!! Los jóvenes padres se alegraron mucho y celebraron el ser padres de un par de gemelos.

Pero cuando el embarazo había avanzado y debían someterse a un nuevo ultrasonido de rutina, la doctora escuchó primero un corazón, luego otro e increíblemente un tercero. Uno de los dos embriones se había dividido. Ya no esperaban gemelos sino trillizos: una niña y dos varones. (Lee también: querían adoptar a un niño pero cuando vieron con quién estaba cambiaron de opinión).

Como son grandes seres humanos, este bonito matrimonio nunca renegó de lo que la vida les regalaba, por el contrario, celebraron y aceptaron con todo el gusto a sus nuevos tres hijos para completar junto a los dos que ya tenían, un total de cinco!